masoneria esoterismo
masoneria mar del plata logia esoterica

Libros

Importancia del estudio

Si bien la aptitud para poder captar las cuestiones metafísicas, es algo de caracter individual que debe de existir como condición necesaria para poder acceder a la iniciación, no es menos cierto que no se puede comenzar a andar este camino, sin una fuerte preparación teórica.

 

Sólo aquellos que tengan las condiciones naturales para la captación interior podrán avanzar en la vía iniciática, pero se hace indispensable recorrer el camino sabiendo por donde se va.

 

Por ello la preparación teórica es un pilar fundamental en la vía iniciática en general, y en la Verdadera Masonería, en particular, para evitar los desvíos y asegurarnos un camino seguro de retorno al origen.

La función primordial del esoterismo consiste en hacer comprender las escrituras sagradas de Oriente y Occidente, iluminando incluso nuestra propia tradición espiritual. La parte primera de este libro utiliza extensamente el método y el léxico técnico del metafísico René Guénon, de un rigor y una precisión casi matemáticos. La segunda parte está consagrada al estudio del aspecto interno de las principales religiones del mundo. Dotado de una capacidad de síntesis poco común, Luc Benoist, orientalista de prestigio internacional, explica temas y problemas arduos y complejos con notable sencillez y exactitud. Además de esclarecer la noción misma de esoterismo, el autor precisa otros conceptos tan necesitados de claridad como aquél -la iniciación, la tradición, los misterios, la cábala- expone en un estilo conciso y elegante las doctrinas metafísicas del Oriente -taoísmo, budismo zen, islamismo- y dedica sendos capítulos al tratamiento del hesicasmo y el esoterismo cristiano.

Desde diversos lados y en varias ocasiones, se nos ha pedido reunir en un volumen los artículos que hemos hecho aparecer, en la revista Etudes Traditionnelles, sobre cuestiones que se refieren directamente a la iniciación; no nos ha sido posible dar satisfacción inmediatamente a esas demandas, ya que estimamos que un libro debe ser otra cosa que una simple colección de artículos, y eso tanto más cuanto que, en el caso presente, esos artículos, escritos al hilo de las circunstancias y frecuentemente para responder a peguntas que se nos hacían, no se encadenaban a la manera de los capítulos sucesivos de un libro; así pues, era menester retocarlos, completarlos y disponerlos de otro modo, y eso es lo que hemos hecho aquí.